Partner im RedaktionsNetzwerk Deutschland
Höre {param} in der App.
Höre FRANCIA HOY in der App.
(7.565)(6.472)
Sender speichern
Wecker
Sleeptimer
Sender speichern
Wecker
Sleeptimer

FRANCIA HOY

Podcast FRANCIA HOY
Podcast FRANCIA HOY

FRANCIA HOY

hinzufügen

Verfügbare Folgen

0 von 24
  • Estadio de Francia, cómo fracasó la organización de la final de la Champions League
    El 28 de mayo se celebró en París la final de la Champions League de Fútbol. Un evento que debía ser festivo pero que acabó empañado por las agresiones a los hinchas, los graves problemas de organización y la polémica. Escuchen el reportaje, haciendo clic en play, encima de la foto.  Colas interminables, hinchas aplastados o gaseados por la policía, agresiones y robos, y un partido que tuvo que empezar más de media hora tarde. ¿Qué falló en la organización de este gran evento deportivo?  La final de la Champions League 2022 tendría que haberse celebrado en San Petersburgo, pero a causa de la invasión rusa de Ucrania, la UEFA, el máximo organismo del fútbol europeo, decidió trasladarla a París. Las autoridades francesas tuvieron apenas 3 meses para prepararse, cuando normalmente las ciudades tienen año y medio para organizar estos grandes eventos. El Estadio de Francia, donde se jugó el partido, se encuentra en la periferia norte de París, en la ciudad de San Denis. Se puede acceder en transporte público, con una línea de metro y dos de tren suburbano. Una de estas líneas de tren estaba en huelga, por lo que la mayoría de los seguidores del Liverpool tomaron la otra, la línea D, y a la salida empezó su calvario, como describe Nicolas Hourcade, sociólogo especializado en los aficionados del fútbol. “A la salida del RER, el tren suburbano de la región parisina, los seguidores del Liverpool fueron mal dirigidos. Eso creó un cuello de botella antes de uno de los pre-controles de los billetes. Miles de personas se quedaron allí atascadas durante horas,” estima el profesor de la Escuela Central de Lyon. Tras horas de atasco, la policía francesa levantó los pre controles de improviso y una verdadera avalancha humana se dirigió al estadio. Miles de personas pasaron de estar atascadas en un estrecho túnel a agolparse ante las entradas al estadio. El personal fue incapaz de darles paso con rapidez y el retraso se fue acumulando. Además, no todos los que llegaron a las puertas iban con buenas intenciones. “Al levantar el primer punto de filtraje, se permitió el acceso a las cercanías del estadio a personas sin billete y con malas intenciones: ladrones oportunistas que quisieron aprovechar la ocasión para infiltrarse en el perímetro,” señala Nicolas Hourcade. Una vez dentro, algunos oportunistas sin billete se dedicaron a rondar entre los aficionados, intentando robar entradas, celulares, billeteras, o simplemente colarse en el partido. Ante el caos, los robos, las agresiones y la impaciencia creciente de los aficionados que veían como se acercaba la hora del partido y la fila no avanzaba, la policía reaccionó con más violencia, lanzando gases lacrimógenos contra hinchas pacíficos. Más de 2500 nunca pudieron entrar al estadio según el diario Le Monde. Miles de ellos solo vieron la segunda mitad del encuentro.   Claramente los aficionados del Liverpool son las víctimas de estos incidentes - Nicolas Hourcade Las autoridades francesas salieron al paso del escándalo acusando a los fans del Liverpool de haber venido con entradas falsas, provocando así el caos. En realidad, sí hubo entradas falsas, como en casi todos los grandes eventos. La UEFA detectó unas 2800, muchas menos de las que anunciaba el ministro francés del interior, que llegó a decir que entre 30.000 y 40.000 ingleses habían venido sin entradas o con tiquetes falsos. Para el sociólogo especializado en la afición del fútbol, Nicolas Hourcade, las autoridades francesas han tratado los aficionados de la Champions League como tratan a sus propios fans del fútbol. “Claramente los aficionados del Liverpool son las víctimas de estos incidentes. Algunos seguidores del Real Madrid también fueron víctimas. El problema es que en Francia la afición futbolística sufre de una muy mala imagen, especialmente los hinchas que se desplazan a otras ciudades para ver a sus equipos. Se los ve como a personas peligrosas y realmente poco importantes. La policía los trata con mucha dureza”, estima Hourcade, que ha dirigido varias investigaciones sobre los aficionados del fútbol francés. “En Francia, a la mínima tensión se prohíbe el viaje de los seguidores del equipo rival. Cuando en realidad el riesgo de violencia es mucho menor que en otros países como, por ejemplo, en Argentina entre hinchas rivales. A golpe de prohibiciones de desplazamientos la policía no tiene experiencia en gestión de grandes grupos de aficionados. Eso culmina en malos tratos hacia los hinchas, uso excesivo de gases lacrimógenos y una falta de estrategias policiales realmente útiles. Finalmente, la estrategia de las autoridades francesas fue de no asumir su responsabilidad en lo ocurrido y echarle la culpa a otro. Como los hinchas británicos siguen teniendo en Francia la fama de ser unos hooligans, se les echó la culpa a los seguidores del Liverpool,” apunta el sociólogo. Esta población [de San Denis] ha vivido con muchos estigmas - Emmanuel Bellanger También se le echó la culpa a la población de San Denis, donde está situado el estadio, y en general a su departamento, Sena San Denis, el más pobre de Francia. Se llegó a decir que 400 jóvenes de los empobrecidos barrios de la zona habían acudido en banda para agredir y robar a los hinchas Apenas 48 ladrones fueron detenidos y solo uno residía legalmente en Sena San Denis. ¿Cuáles son los orígenes de la estigmatización de este departamento y de su población? Responde Emmanuel Bellanger, historiador especializado en las ciudades de la periferia parisina.  “El barrio del Estadio de Francia estuvo en el centro de una de las mayores zonas industriales del país en el siglo XIX. En la segunda mitad del siglo XX vivió la desindustrialización y el consecuente empobrecimiento de la población. La Sena San Denis siempre fue un lugar de acogida de las migraciones, primero los franceses que venían del campo y después los migrantes de las antiguas colonias francesas. Esta población ha vivido con muchos estigmas. Se los veía como a obreros pobres y peligrosos porque se rebelaban contra la autoridad y adherían a tesis políticas radicales. El estigma nunca ha cesado,” asegura el investigador del CNRS (Centro nacional de investigaciones científicas). Los incidentes del Estadio de Francia se colaron en la campaña electoral para las elecciones legislativas francesas. El gobierno pareció desorganizado y mal preparado para el Mundial de Rugby de 2023 y los Juegos Olímpicos de 2024. Para el sociólogo Nicolas Hourcade, hubo tres errores principales que hay que corregir: “Las lecciones de este evento son que hay que mejorar las indicaciones y los paneles que llevan al estadio porque hoy por hoy no son claros, y menos aún para personas que no hablan francés. Segundo, hay que recibir a los aficionados extranjeros, al público, en Francia como buenos anfitriones, lo que no ocurrió en esta final. Pero como los aficionados del rugby y de los Juegos Olímpicos no tienen mala fama como los del fútbol, no creo que ese problema se vuelva a dar. Por último, hay que proteger a los hinchas de los ladrones, que vienen atraídos por un evento en el que se maneja mucho dinero”.   Gran parte de los Juegos Olímpicos de 2024 tendrán lugar en Sena San Denis. Según Emmanuel Bellanger, es necesario integrar a la población local en el evento. “Para evitar que la población se sienta excluida, habría que asociarla a la olimpiada, cultural y deportiva. Para que se convierta en un proyecto común y los habitantes no tengan la sensación de ser dejados de lado, como suele ser el caso de los que no consiguen nunca entrar en los estadios porque no se pueden permitir las entradas”.  El Liverpool y el Real Madrid han pedido explicaciones a las autoridades francesas por el caos que rodeó la final de la Champions. Por su parte, el prefecto de policía de París acabó reconociendo, casi dos semanas después, que la organización del evento fue un fiasco y alentó a los hinchas a que presenten denuncias en Francia gracias a un formulario especial.
    6/14/2022
    15:40
  • Toulouse pionera de la Inteligencia Artificial
    Procesando cantidades enormes de datos y reconociendo modelos, la IA o Inteligencia Artificial, hace posible que las computadoras realicen tareas como si fueran seres humanos: jugando una partida de ajedrez o conduciendo un automóvil. Una revolución en curso, de la cual ANITI, Instituto de Inteligencia Artificial de Toulouse, aspira a ser un protagonista y que RFI visitó hace unas semanas. Si bien el término inteligencia artificial fue adoptado en 1956, hoy se ha vuelto más familiar gracias al incremento exponencial del volumen de datos, avance de los algoritmos (conjunto ordenado de operaciones sistemáticas que permite hacer un cálculo y hallar la solución de un problema. En la década de 1960, el Departamento de Defensa de los Estados Unidos comenzó a entrenar computadoras para que imitaran el razonamiento humano básico. Por ejemplo, la Defense Advanced Research Projects Agency (DARPA, Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa) realizó proyectos de planimetría de calles en los 70 y produjo asistentes personales inteligentes en 2003, mucho tiempo antes que Siri, u otros se popularizaran. Si bien las novelas de ciencia ficción, algunas llevadas al cine, representan la inteligencia artificial como robots capaces de rivalizar con los humanos, la IA es menos inquietante y brinda beneficios específicos a prácticamente todas las industrias. Entrevistados: César Hidalgo, dirige el Centro de Aprendizaje Colectivo de ANITI y Nicolas Viallet, director operacional del Instituto.
    6/9/2022
    13:52
  • La Unión Popular francesa, una coalición de izquierdas contra viento y marea.
    Francia volverá a las urnas este mes de junio. Elecciones legislativas en las que se renovará el Senado y la Asamblea Nacional. El presidente Emmanuel Macron espera revalidar su mayoría absoluta parlamentaria para poder ejecutar el programa político de su segundo quinquenio, pero desde la izquierda han decidido ponérselo difícil, uniéndose en una coalición poco común en la historia reciente de la política francesa. > Para escuchar el reportaje haga clic en el botón play, encima de la foto.< El Partido Comunista, los Verdes, el Partido Socialista y la Francia Insumisa forman parte de esta Unión Popular, a la que se ha unido también una decena más de pequeñas formaciones políticas del mismo espectro parlamentario. Un pacto electoral negociado a contrarreloj tras la primera vuelta de las elecciones presidenciales, en la que quedaron eliminados todos los candidatos de la izquierda. La coalición se llama NUPES, Nueva unión popular ecológica y social, y ha visto la luz a contracorriente, entre dificultades y grandes desencuentros.  
    5/30/2022
    15:07
  • Regresan los turistas a Francia, pero no hay quien los atienda
    Con la apertura de fronteras y el levantamiento de la mayor parte de restricciones, han regresado los turistas a Francia, primer destino turístico del planeta. Al maremoto de visitantes se contrapone una escasez inédita de personal de hostelería. ►► para escuchar el reportaje sonoro, haga click en el ícono play►► Cansados físicamente de una profesión con horarios imposibles, pésimas condiciones laborales y bajos salarios que apenas rozan el mínimo, meseros y cocineros no quieren volver a sus antiguos trabajos. Una verdadera hecatombe para los propietarios de hoteles, bares y restaurantes: más de 230 000 empleados abandonaron el sector de la hostelería en los dos años de pandemia. En colaboración con France Info, RFI visita en este reportaje los lugares emblemáticos de París y Honfleur en Normandía: dos destinos turísticos predilectos de Francia, país que antes de la pandemia acogía entre 80 y 90 millones visitantes extranjeros por año. Mientras en la capital francesa, el retorno masivo de turistas permite la reactivación de quienes trabajan de manera informal en el sector turístico, en la ciudad medieval de Calvados los empleadores la ven negra para reclutar personal. Con la idea de paliar la crisis, agunos propietarios han cerrado servicios, disminuido el número de mesas e, incluso, proponen pagar el alojamiento a sus empleados. De nada han servido estas medidas de urgencia. .       El turismo emplea en el país a más de dos millones de asalariados directos o indirectos. La crisis de mano de obra ha llevado a los empleadores del sector a proponer un importante aumento salarial que oscila entre 16% y 20%. El alza salarial tampoco ha surtido efecto para seducirlos.    Francia también ocupa el tercer puesto de destino, después de EEUU y España, en términos de volumen de negocios. En 2019, el gasto de los consumidores relacionados con el turismo en suelo francés se estimó en 170 mil millones de euros El presidente Emmanuel Macron anunció en septiembre la exención de impuestos de las propinas con tarjeta de crédito, para dar un impulso al poder adquisitivo de los empleados de la restauración. No es seguro que esta medida sea suficiente para traer de vuelta en masa a los empleados.
    5/11/2022
    13:18
  • Poder adquisitivo y miedo al 'gran reemplazo', las nuevas prioridades de la ultraderecha francesa
    RFI viajó al sureste de Francia, bastión histórico de la ultraderecha. Ciudadanos precarios que no llegan a fin de mes, jubilados que temen el “gran reemplazo” de la cultura francesa por el Islam, identitarios y nostálgicos del colonialismo componen este electorado que optará por Marine Le Pen o Eric Zemmour. Por Raphaël Morán, enviado especial al sureste de Francia. A pocos días la primera vuelta de la elección presidencia francesa, los sondeos indican que el presidente Emmanuel Macron, candidato a su reelección, podría enfrentar en segunda vuelta a la ultraderechista Marine Le Pen. La líder el partido Reagrupación nacional ('Rassemblement nacional', ex Frente Nacional) se vio retada sin embargo por Eric Zemmour, quién también culpa a los migrantes y la religión musulmana de todos los males. Versión audio del reportaje 'Viaje al bastión de la ultra derecha francesa' A primera vista, la distancia política que separa a Le Pen y Zemmour parece muy reducida. Cuando una declara que una “ola continua de inmigración descontrolada transforma nuestras calles, nuestros barrios y nuestras ciudades en zonas de 'no Francia'”, el otro se presenta como “el único candidato que se preocupa a la vez por cómo llegar a fin de mes, y por la desaparición de Francia.” Ha sido la sorpresa de la campaña presidencial 2022 en Francia: la irrupción de un segundo candidato de extrema derecha con una retórica antiinmigrante muy similar a la de Marine Le Pen, figura de la ultraderecha que se presenta por tercera vez. Pero ¿qué es lo que diferencia Eric Zemmour, este periodista y comentarista de televisión, de Marine Le Pen? Nuestro recorrido se inicia en Fréjus (sureste francés) en un domingo soleado en la costa mediterránea. Este municipio de 50.000 habitantes es gobernado por el partido de Marine Le Pen, Reagrupación Nacional, el ex Frente Nacional, fundado por Jean-Marie Le Pen junto con nostálgicos del colonialismo. Con los años, esta formación política ha logrado convertirse en un partido de gran envergadura con cientos de responsables electos en municipios y regiones. Mientras que su líder, Marine Le Pen, podría acceder nuevamente a la segunda vuelta de las elecciones con un sólido caudal de alrededor del 20% de los votantes. Poder adquisitivo e inmigración, pilares de la campaña de Le Pen En el mercado de Fréjus, Frédéric y Nathalie conversan con activistas de la campaña de Le Pen. Ambos son electores de vieja data del partido de Le Pen. "Ella quiere acabar con este sistema que nos devora a todos. La crisis permitió a los ricos enriquecerse en detrimento de los pobres. Marine Le Pen propone una política social, pero justa. Dice por ejemplo que una persona que ganó el sueldo mínimo toda su vida se jubila con apenas 900 euros mientras que cualquier migrantes puede pretender a 1000 euros, una vivienda, no es justo”, dice Nathalie, para justificar su voto. “Para nosotros es importante bloquear la inmigración. Hay que pensar primero en los franceses pobres en lugar de recibir a extranjeros que se aprovechan del sistema. Estamos hartos”, insiste su compañero. Nathalie asegura que no tiene nada contra los extranjeros. “Siempre he convivido con ellos y todo ha pasado bien. Los que se integran, no causan ningún problema. Pero los que se aprovechan del sistema y nos escupen en la cara, esos, no los queremos aquí”, dice, subiendo el tono. A la cabeza de una docena de activistas locales del partido de ultraderecha, Christophe Chiocca, concejal de Fréjus, insiste en las dos temáticas de campaña que permitieron a Marine Le Pen imponerse como la principal figura opositora a Macron. “El punto esencial de la campaña de Marine Le Pen es el de poder adquisitivo. O cómo llenar la canasta en el supermercado a fin de mes. Las personas que vemos son muy receptivas a estas temáticas programáticas. Marine propone reducir el impuesto a los combustibles y a los productos de primera necesidad. Y luego también habrá una consulta popular sobre la inmigración cuando llegue al poder, que permitirá ahorrar dinero en el presupuesto nacional", detalla el concejal, entrevistado por RFI. Junto a Christophe Chiocca, varios activistas del partido reparten propaganda de Marine Le Pen. En Fréjus, su partido ha logrado agrupar a varias generaciones desde veinteañeros modestos como Jimmy Jeanpierre hasta jubilados como Michèle, una jubilada que nació en Argelia cuando esta tierra aún era una colonia francesa. "Yo soy mediterránea, nací en Argelia. Y como repatriada de Argelia, no puedo votar por Macron, él dijo que la colonización fue un crimen contra la humanidad. Cuando lo escucho decir esto, me dan ganas de agarrarlo y arrojarlo al mar”, dice con voz furiosa. “La colonización brindó muchas cosas en Argelia y en África. Tengo Argelia en el corazón”, enfatiza Michèle, una de estos tantos “pieds-noirs” que se establecieron en la Costa Azul tras la independencia de Argelia. “Les hemos dejado un país lindo. Y ahora los atentados yihadistas en Francia se parecen a los métodos de los rebeldes argelinos independentistas que degollaban a la gente”, afirma. “De los temas del programa de Marine le Pen que me interesan está la lucha contra la inmigración, devolver a los franceses su dinero, y aumentar el poder adquisitivo que perdimos con Macron”, explica a RFI. Por su parte, Jimmy, empleado municipal y concejal del municipio vecino de Saint-Raphaël, estima que el partido de Marine Le Pen ya se deshizo de sus elementos más extremistas. “Yo no conocí a Jean-Marie Le Pen. Marine Le Pen es muy distinta. ¡La gente me dice ‘es una Le Pen!’, pero les digo que tampoco tiene que negar su apellido. Marine está muy centrada en la política social, entonces todos los extremistas se fueron del partido. Hubo una limpieza. Nos dicen que el partido de Le Pen es homofóbico. Es falso. Yo soy gay y hasta me han dado responsabilidades. Soy concejal. Y los partidos rivales nos nos tildaron de ‘sin cojones’”. Jimmy afirma que el partido de Le Pen ya se ha normalizado. ¿Pero qué tan real es esta afirmación? “Hay una estrategia de moderación del Rassemblement Nacional durante la gestión de Marine Le Pen. Que también igualmente se puede ver durante la dirección de su padre (Jean-Marie Le Pen). Hay que recordar que este partido representa la vocación de la extrema derecha por llegar al poder y alejarse de la extrema derecha marginal neofascista, colaboracionista de los años 70”, observa el politólogo Arsenio Cuenca, doctorando en el instituto EPHE en París e investigador en temas de ultra derecha. Regionalistas, monárquicos, supremacistas y ultra católicos Sin embargo, la candidata “no se ha desprendido del todo del prisma xenófobo cuando habla de inmigración, de seguridad o de identidad. Lo que pasa es que las otras fuerzas que han intentado buscar también apelar al votante del Front National, han recurrido a este discurso. Entonces estas ideas, al final empiezan a impregnarse en la sociedad. Eso ha provocado que el partido se asiente”, agrega Cuenca. Por su lado, Eric Zemmour quien también surgió con una retórica antimigrantes, conservadora y antiislam muy similar a laMarine Le Pen, ha logrado captar a un electorado más ideológico. Según constata el politólogo Arsenio Cuenca, “cuando Marine Le Pen purga a todos estos cuadros extremistas y abandona relativamente las partes más radicales de su discurso, empieza a haber una desafección que acaba atrayendo a toda clase de extremistas de la derecha. Por eso vemos a gente como los monárquicos de la Acción francesa, ex miembros de Generación Identitaria o ultra católicos (unirse a Zemmour)”. En resumen, “Zemmour representa una derecha desacomplejada, identitaria, aristócrata, ultraliberal en lo económico y ultraconservadora en lo social”. Propulsado por su presencia cotidiana en el canal de televisión privado Cnews y conocido por sus arengas contra los extranjeros, Zemmour fue condenado varias veces por la justicia por “provocación al odio racial”. El polemista se lanzó a la carrera presidencial proponiendo entre sus 400 medidas, privar a los extranjeros de ayudas sociales. Afirma de forma recurrente que la cultura francesa está amenazada por el islam. Su partido fue bautizado ‘Reconquête’, en alusión a la Reconquista española contra los musulmanes. En el sureste francés, Patrick Isnard es una de las figuras de este nuevo partido. En su amplia propiedad en las colinas de Grasse donde nació la industria del perfume en el siglo XVIII, el hombre nos explica que es uno de los pocos en mantener el cultivo de flores para la producción de aromas, una actividad que iniciaron sus antepasados hace tres siglos. Dice que su pasión por la cultura local lo ha llevado a adherir al partido de Marine le Pen antes de abandonarlo el año pasado para respaldar a Eric Zemmour. Ahora es coordinador del partido Reconquête, en el sureste francés. “En esta región tenemos más de 4.000 miembros por departamento. Yo me salí del partido de Marine Le Pen porque ya no aceptan a los identitarios. Y yo soy un identitario provenzal. Estoy loco por mis raíces, mi cultura y mi patrimonio. Un día miraba al canal Cnews y escuché a Eric Zemmour diciendo Francia es un agregado de pequeñas patrias que se reconciliaron para crear una sola. Era el discurso que esperaba", nos dice, sentado en la amplia sala de su mansión provenzal. ¿Considera Usted, tal y como lo afirma Eric Zemmour, que la cultura francesa está amenazada?, se le pregunta. “No es una opinión, es una realidad”, responde. “Si usted viaja a muchas regiones, y yo conozco el país de memoria, hace 20 años había algunos sectores aislados donde se instalaba una cultura africana e islámica. Y ahora tengo amigos en Nantes, Toulouse, Rennes, y ahora mi dicen que no reconocen su ciudad. Se ha instalado otra identidad”, dice a RFI. A unos 20 kilómetros de Grasse, en la costa, activistas de Reconquête mantienen una presencia diaria en la calle peatonal de Cannes, la próspera ciudad costera donde se celebra cada año el festival internacional de cine. Catherine, que también ha abandonado el partido de Marine Le Pen, reparte ahora ejemplares del programa de Eric Zemmour que mezcla propuestas de mano dura contra la inmigración, la inseguridad y reformas económicas de inspiración neoliberal. “El partido Reagrupación Nacional de Marine Le Pen ya es demasiado de izquierda. El partido de Marine Le Pen buscó muchos votos en el norte de Francia. Hay mucha gente pobre allá que vive de subsidios. Aquí, en el sur (de Francia) no es el caso, todo el mundo tiene trabajo”, dice a RFI. Mientras hablamos con Catherine, un hombre mayor se acerca. Se presenta como militar retirado y ex paracaidista. Entre recuerdos de la guerra y quejas sobre la clase política actual, nos explica por qué se dejó convencer por Eric Zemmour: “Por la inseguridad. Ya no podemos caminar tranquilamente de noche en la ciudad sin que nos acuchillen. Y no, no exagero. ¿Sabe que hay entre 3 y 600 agresiones con cuchillos al día? Mire, la información está por todas partes, voy a abrir por ejemplo esta página, Fdesouche”. Y aunque la cifra real, según estadísticas del ministerio del Interior francés es de 23 robos con armas al día, el hombre saca su celular y nos enseña una cuenta de Telegram de un blog de ultraderecha francesa que compila cada día listas de agresiones protagonizadas extranjeros. “Miren, en la ciudad de Le Mans, un hombre asaltado en su departamento, atado por un migrante marfileño reincidente. ¡Entre 300 y 600 agresiones al día! Hay que echarlos para fuera. Es importante la re-inmigración. Toda esta gente que extiende la mano y nos piden dinero, lo que buscan es robarnos, hay que ponerlos en barco y zaz, a su país. No es un método duro, es un método normal”, concluye. El pequeño grupo de partidarios de Eric Zemmour que reparte hoy ejemplares de su programa en las calles de Cannes se compone principalmente de jubiladas. Laurence Montoya, ex empleada de banco, se mudó hace poco a la Costa Azul para disfrutar del clima soleado. Y dedica parte de su tiempo a la campaña de Eric Zemmour: “Tengo 60 años y si abro los ojos, veo que en las ciudades muchas mujeres llevan el velo islámico, lo que no era el caso hace 40 años. Y me molesta estar en minoría en un mercado como aquí en Cannes. No tengo nada en contra de ellas, pero quiero una sociedad mixta y en ciertos lugares somos minoritarios. Es raro ya no sentirse en su país”, dice. Kebabs y mezquitas Y ésta es la paradoja francesa: tanto Eric Zemmour, hijo de migrantes argelinos judíos, como Laurence Montoya, hija de españoles, o de numerosos cuadros del partido de Marine le Pen, tienen orígenes extranjeros. Hijos y nietos de extranjeros que creen ahora en la teoría complotista de un supuesto ‘gran reemplazo’ de la población francesa por los musulmanes. “Este miedo a la inmigración, a la disolución de la identidad cultural, este tipo de teorías reemplacistas ha conocido una nueva edición de la mano del escritor Renaud Camus en 2011”, apunta Arsenio Cuenca. “Camus adaptó esta teoría al gran público. En su obra afirma que ‘solo hay que abrir los ojos para ver este gran reemplazo’. Él te dice ‘mira en tu alrededor y veras un kebab, una mezquita, gente que no es blanca cuando antes no era así’. Pasa por encima de las cifras, de los índices demográficos y lo adapta a la experiencia de la persona”. Y partiendo de esta teoría, Zemmour propone crear un ministerio de la “reinmigración”, para deportar a 1 millón de extranjeros. “Es un calco de una medida que entendemos por una deportación, o incluso podría entrar en los cánones de lo que entendemos por limpieza étnica”, advierte el politólogo Arsenio Cuenca. Con su programa ultraconservador, xenófobo y nostálgico, Zemmour se colocó en cuarto lugar de los sondeos y podría reunir cerca del 10% de los votos en esta elección presidencial. Pero más allá de su resultado, su candidatura significa una profunda recomposición del paisaje político francés. >Un audioreportaje de Raphael Morán. Realización técnica: Pierre Zanutto.
    4/4/2022
    18:42

Über FRANCIA HOY

Sender-Website

Hören Sie FRANCIA HOY, Hitradio Ö3 und viele andere Radiosender aus aller Welt mit der radio.at-App

FRANCIA HOY

FRANCIA HOY

Jetzt kostenlos herunterladen und einfach Radio & Podcasts hören.

Google Play StoreApp Store

FRANCIA HOY: Zugehörige Sender